5 accidentes caseros que puede sufrir un gato

Gato saltando

Todos los propietarios de gatos sabemos con certeza que tener el gato dentro de casa no es sinónimo de seguridad, ya que éstos por su personalidad inquieta y curiosa, suelen tener muchos accidentes caseros.

Nombraré los más comunes que han ocurrido en mi casa y que espero que les sirva a ustedes para prevenir en caso de que no los tuvieran en cuenta.

Cocina vitrocerámica, Si en casa tienen una de estás, tenga mucho cuidado. El gato puede acceder a prácticamente cualquier rincón de la casa incluida la cocina, si nuestro minino llegará a pasar por la vitro mientras ésta sigue caliente aún, el daño en las patitas puede ser terrible.

Prevención: Si ya hemos acabado de cocinar, colocaremos «algo» que impida que el minino camine por esa zona. También podemos cerrar la puerta de la cocina y adiós problema.

Agujas, que un gato se clave una aguja es tan fácil, que ni te lo alcanzas a imaginar. Lo peor es que los gatos salen corriendo cuando hay peligro y posiblemente se hagan más daño.

Prevención: Los costureros los tendremos en lugares «bajo llave» Aunque resulte exagerado, mis gatas abren cualquier cosa, y más si saben que hay dentro hilos
Tendremos mucho cuidado en el momento que estemos cociendo, ya que éstos intentarán quitarnos el hilo para jugar y posiblemente se lleven la aguja. 🙁

Balcones y ventanas, A los gatos les encanta chusmear y muchos de ellos lo hacen con estilo. Y aunque nos parezca gracioso y creamos que nuestro gato es el mejor equilibrista del mundo, ¡No lo es! Resulta que también se caen, y a los que no les ha pasado, seguramente no tienen ni idea de las consecuencias que puede tener una caída.

Prevención: Sino hay más remedio que dejarle subir, que lo haga mientras estemos en casa. Si esta solo será peor. Mientras este subido es mejor no asustarle, en numerosas ocasiones somos nosotros los causantes del accidente.

Electricidad, cuidado con los enchufes en mal estado y cables rotos, los gatos meten sus patitas en cualquier hueco y pueden electrocutarse. Además de quemarse puede quedar con problemas cardiopulmonares.

Prevención: Si tenemos un enchufe roto, lo taparemos hasta que se repare de forma correcta. Los cables hay que tenerlos muy altos para que a éstos les sea difícil morder.

Cebos de raticida, generalmente la sustancia que contiene el cebo es dañina para nuestro gato, las urgencias por intoxicación son considerables.

Prevención: Aunque raticida y gato suelen ser combinaciones poco frecuentes, no esta demás estudiar bien la colocación de los cebos en caso de que nos veamos obligados a hacerlo.

Pues bien, esta ha sido mi recopilación de los 5 accidentes caseros, que considero hay que tenerlos muy en cuenta. Como siempre, recomiendo la prevención.

Seguramente tu gato ha sufrido un accidente casero, a lo mejor muchos de ellos se quedaron en risas… ¿Nos lo cuentas?

Publicado por

anamilerc

Mujer que no tiene ni la más remota idea de webs y decidió realizar este proyecto para aprender.