¿Qué hacer con una perra en celo?

Perra con tetas de madre
Son muchas las personas que piensan que tener una perra «Hembra» es muy complicado. Y prefieren un macho, pero la complicación la relacionan con su celo y el hecho de que pueda quedar preñada.

Primero que todo, no debemos tener en cuenta su sexo a la hora de adoptar, ya que ella puede vivir con ese hecho natural, simplemente que hay que extremar la precaución para no ocasionar embarazos no deseados. ¿A qué es igual que una mujer? Sólo que en el caso de la mujer las precauciones tienen que ser todo el año. 🙂

Posibles problemas que nos encontraremos:

Que la perra hembra conviva con machos de su especie y que éstos no estén castrados. Muchas personas encierran la perra, pero seguramente tanto ella como ellos llorarán y esto empeorará la situación.

También se puede colar un vecino perro, ellos solo siguen su instinto y saltarán el muro que aunque parezca alto, es solo un pequeño obstáculo para lograr su objetivo.

La perra estará muy inquieta y nerviosa.

El paseo suele ser otra tortura, ya que habrá perros que irán a por ella sin contemplación. En numerosos casos los dueños no pueden hacer nada… Más que esperar a que terminen.

Seguramente nos encontraremos con gotas de sangre por toda la casa.

Huida de nuestra perra, al igual que los perros las buscan a ellas, éstas también salen en busca de un macho.

Soluciones:

Ante las gotas de sangre, lo mejor es comprarle pañales especiales para perras o ropa íntima especial para esos días.

Cuando la saquemos de paseo, lo mejor es colocarle un pantalón o el mismo pañal. De manera que su vagina no quede al descubierto.

Cuando salgamos de paseo es mejor hacerlo en horas en que no haya muchos perros. Por ejemplo en horas de comida o cena.

Si la perra vive en un patio o terraza, será mejor dejarla entrar en casa por lo menos los días que le dure el celo.

Si la perra convive con machos de su especie, lo mejor será castrar a alguno de los dos.

Castrarla, al castrarla le evitaremos malos ratos, embarazos, los famosos embarazos psicológicos, etc.

Sea cual sea nuestra situación, lo mejor es tomar una decisión pensando en la perra. Consulta con su veterinario y que sea él quien te de consejo.
Recalco que pagarles no es la solución, recordemos que siguen su instinto…

Publicado por

anamilerc

Mujer que no tiene ni la más remota idea de webs y decidió realizar este proyecto para aprender.