El humano ideal para un gato

Un gato y su humano
Derechos de foto

El hecho de que nuestro gato viva con nosotros, que sea cariñoso y amable no quiere decir que seamos su «humano ideal». Si, si, ellos también son conformistas… Pero son tan tenaces que prefieren vivir con ese humano e intentar cambiarlo poco a poco.

El gato es un animal fino, decente, culto, etc. Y aunque aprende a querernos tal y como somos, la realidad es que sueñan con el vecino. Pero ¿Cómo es ese humano con el que sueñan?

Un gato busca un humano que…

  • Sea sensible.
  • Tolerante.
  • Hable con voz suave.
  • Escuche música elaborada.
  • Respete el espacio de los demás.
  • Sea muy limpia/o.
  • No sea torpe.
  • No sea autoritario.
  • Educada/o.
  • Que irradie paz.
  • Sea generosa/o.

Pero no hay de que preocuparse sino tenemos estas cualidades, él estará con nosotros hasta el final de sus días o del nuestro.  Los gatos son tan increíbles que aunque exista choque de personalidades, nos querrá y respetará. 😉

¡Qué difícil es ser gato doméstico!

Gatos domésticos

Y en algún lugar muy lejano un gato dijo: «Qué duro es ser gato doméstico».
Porque es muy difícil levantarse cada día y tener que:

«Ver como tu plato sigue vacío después de varias horas.
Intentar poner en pie a un humano que parece muerto.
Hacer de «showcat» al lado de tú plato.
Intentar dormir sin que te toquen al pasar por tu lado.
Jugar sin que te hagan una foto.
Querer entrar a un armario y que te cierren las puertas.
Soportar que te cepillen el pelo.
Hacerte el simpático de vez en cuando.
Tener que escuchar alguna vez «mi gato».
Ronronear más de la cuenta para «hacer la pelota».
Mear en un diminuto cajón lleno de arena artificial.
Y el más importante, encontrar barreras a tú libertad».

Dedicado a mis compañeros felinos que tienen que soportarme cada día.

Foto