Categorías
Alimentación

5 razones por las que mis gatas usan perlas sílice

Hoy les voy a dar 5 razones por las que mis gatas usan perlas sílice para hacer sus necesidades. A lo largo de sus vidas han usado varias clases de arenas existentes en el mercado, no es que una arena sea mejor que la otra. Lo cierto es que por elección de ellas, decidimos quedarme con este tipo de «arena» y para nosotros resultó muy cómodo. A continuación les detallo el por qué de esta elección.

Antes de comenzar con las razones, quiero explicarles que no es una arena como tal, pero que cumple con el objetivo principal, que es proporcionar a tu gato un sitio donde realizar sus necesidades básicas.

Te avisa cuando cambiarla

Es fácil saber cuando hay que cambiarla, las perlas comienzan a lucir un color amarillento, procedente del pis, lo que nos indica que ya ha sido suficiente. En la bolsa de las perlas que usamos, dice que 1 mes para un gato, en nuestro caso, sería de 15 días. Lo cierto es que la cambio en cuanto las perlas amarillas superen en cantidad a las blancas, que en tiempo viene siendo 10 o 12 días. También depende de la época del año en la que nos encontremos, en verano beben más cantidad de agua y por tanto, las gatas hacen más pis. Lo que me obliga a cambiar la arena en ocasiones a los 7 días.

Cero olores

Si tienes la caja de deposiciones dentro no tendrás problema de olores. Debido a la gran absorción que posee. Con otras arenas nos pasaba siempre. Incluso comprando las perfumadas, la casa olía a pis y tenía que cambiar la arena con más frecuencia. Con estas perlas, tus mininos harán sus necesidades y los demás habitantes de la casa apenas se enteran jejeje

Apto para gatos y propietarios alérgicos

Al no producir polvo, es ideal para gatos que sufren alergias. En nuestro caso, la alérgica soy yo y cada que limpiaba el arenero quedaba con una extraña sensación en la nariz. La cosa empeora si la caja higiénica es cerrada. Cuando retiraba el techo, los estornudos aumentaban.

Gato limpio

Como decía en el punto anterior, al no generar polvo, ese polvo no se adhiere al pelo del gato, por lo que su pelaje estará siempre limpio. Las patas no tendrán ese olor particular a pis. Con otras arenas lo que ocurría era que se generaba una especie de barro cuando hacían pis y el gato salía muy sucio. Si no estábamos pendientes, nos dejaban la casa marcada de huellas y ni mencionar que se subían al sofá dejándolo perdido jajaja

Es la favorita de mi gata

La ultima razón, y para mi, la más importante es que es la favorita de nuestra gata Maggie. Ella es una gata que te hace saber cuando algo le disgusta. Cuando estaba más joven se conformaba con cualquier tipo de arena, pero al cumplir 9 años comenzó a hacer sus deposiciones justo al lado de la caja, y a llorar cuando quería entrar. La limpiábamos hasta 3 veces al día, ya que lo asociábamos a un tema de extrema higiene, y no era el caso. Así que nos pusimos en la tarea de ir probando arenas hasta que descubrí su favorita, las perlas sílice. Maggie nunca más se estreso para ir al baño. jejeje.

No sabemos hasta cuando utilizaremos este tipo de arena, ya que con los gatos nunca se sabe jejeje. Todo depende de ellas. Lo cierto es que en la actualidad estamos contentos con este tipo de producto, el futuro solo está en las patas de mis niñas gatunas❤️.

Para terminar, quiero animarles a que descubran la arena que más le guste a tu gato. Espero que estás 5 razones te ayuden a reflexionar sobre este tema, a cuestionarte si tu gato se siente cómodo al hacer sus necesidades y sobre todo a analizar que la arena que usa no esta perjudicando su salud.

Y si no es mucho pedir, me gustaría que respondan a esta pregunta ¿Ha usado tu gato perlas sílice alguna vez ?

Por anamilerc

Aprendiendo a gestionar blog para compartir mi compromiso con la tenencia responsable de mascotas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *