Uñas de gato

Las uñas del gato ¿Problema?

Uñas de gato

Las uñas de los gatos son un elemento importante en su cuerpo ya que con ellas realizan multitudinarias actividades durante todo el día, éstas les sirven para jugar, rascarse, escalar, cazar y para defenderse. Las uñas del gato son la principal arma de defensa, un gato en ausencia de sus uñas no solo puede perder una batalla, sino llegar a morir por esta causa.

Para el gato son tan importantes sus uñas que diariamente y muchas veces al día intentan afilarlas en cualquier sitio que ellos crean conveniente, es por esta razón, que muchas personas ven un gato como «el destructor de casa» y se desaniman a tener uno en sus hogares precisamente por esta razón. Otras personas no se desaniman, pero buscan una solución radical para tratar este tema, me estoy refiriendo a la eliminación de raíz de la uña. Este método es más común de lo que la gente piensa.

Son muchas las personas las que recurren a su veterinario con el fin de «acabar con el problema». He de decir que recurrir a la cirugía me parece tan miserable como que un padre castigue a su hijo sin cena. Me niego a rendirme de esta manera al «problema»; pero mi deber es contarles brevemente en que consiste este método y qué otros son los más utilizados para combatir las poderosas uñas de nuestro amigo. 

Operación quirúrgica
Esta operación denominada oniquectomia o desungulación consiste en amputar la última falange de los dedos, que es la base del tendón retráctil y lugar de nacimiento de la uña, y por tanto la desaparición por completo.

Uñas postizas
Este método es muy común y tiene buena acogida en aquellas personas que se ven desesperadas con las uñas de sus gatos pero que no quieren llegar a la intervención. Les dejo este anuncio de las uñas.

Educación al cachorro
Aunque parezca difícil de creer, al gatito se le puede educar de manera que rasque solo en aquellos lugares que nosotros queremos, lo normal es adquirir un rascador y brindarle la posibilidad de que éste pueda hacer uso de el cuando quiera.

Paciencia y dedicación
Este es el método que utilizo y que a lo largo de los años de experiencia con gatos me he dado cuenta que no falla; consiste básicamente en cortarle las uñas al gato con una tijera adecuada una o dos veces por semana, según el crecimiento de éstas. Tener varios rascadores en lugares estrategicos de la casa, es decir, que si el gato rasca los sillones pues colocamos un rascador al lado. Comprar unos cuanto metros de moqueta, los cortamos en varios trozos y los distribuimos por toda la casa no solo rascarán en ella sino que les servirá para dormir.

Sea cual sea el método que elijan, piensen siempre en el gato ya que será el verdadero beneficiado o perjudicado según sea el caso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *