Bomberos argentinos al rescate de gatos

Gato rescatado por un bombero

Gato rescatado por un bombero

Los bomberos tienen que enfrentarse a situaciones que no necesariamente tienen que ver con incendios y una de las comunes es la del rescate de gatos, como es el caso de los bomberos de San Isidro, Argentina, quienes  relatan que rescatar gatos es una de las emergencias más comunes aunque parezca de televisión.

Los profesionales relatan que casi siempre se acude a este tipo de emergencias ya que ellos no discriminan entre seres vivos, excepto en la noche que es cuando  la única guardia que tienen es la preparada para incendios.  Néstor Eguali, bombero voluntario cuenta «Los gatos quedan arriba de árboles, de postes de luz, de techos. Si son muy chiquitos, a veces se meten dentro de los desagües de los techos».

Cada rescate de un gato puede suponer un desafio para estos profesionales, Sergio Touseda cuenta: «Para extraer animales que se hallaban dentro de caños de desagües pluviales hemos tenido que romper pisos y paredes».

El tiempo del rescate varía: «Según dónde esté el animal puede llevar 5 minutos, 15, media hora… Si está dentro de una tubería, quizás haya que cortar el tubo y sacarlo. Pero nunca lleva más de una hora» cuenta Néstor Eguali.

Para un rescate gatuno en ocasiones tienen que utilizar mecanismos especializados, desde escalera extensible de 6 metros, arneses, escalera mecánica o muchas veces preparar las emboscadas ya sea échando agua en «determinado sitio»  para que el gato corra hacía otro, etc.

Sergio Tousedarelata uno de los casos más difíciles:  «Una gatita cayó por el hueco de un ascensor desde el octavo piso y terminó en el techo de un ascensor abandonado.  El problema era que la puerta del ascensor estaba tapiada y ya no tenía las riendas que lo conducen hacia los distintos pisos. Así hicimos un hueco para que entre uno de los bomberos y verifique adónde estaba la gatita. Cuando la encontramos, en un rincón y debajo de un chapón del piso, hubo que romper dos paredes, cortar la estructura metálica y los chapones con los mismos equipos de corte que utilizamos en los autos. Finalmente pudimos sacarla sana y salva, y entregársela a su dueña, una chiquita de 11 años. La mejor recompensa fue ver cómo la mascota lamía la cara de su propietaria. Eso no tiene precio.  Misión cumplida»

Sin duda alguna,  los bomberos hacen todo lo posible por rescatar a mininos atrapados ya que la recompensa casi siempre es un  final feliz.

Fuente principal: Salvamento para todos
Foto: Jason

1 thought on “Bomberos argentinos al rescate de gatos”

  1. martha dice:

    tengo una gata, muy miedosa y arisca que se metio en un cielo raso armado de una casa vecuna desde hace 9 dias que no la podemos hacer bajar. podrian ustedes socorrernos? antes que el animal muera de inanicción?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Post